Sector inmobiliario en España

sector inmobiliario en España

25 Jul Sector inmobiliario en España

La compraventa de viviendas y el sector inmobiliario en España, en general, continúa creciendo con fuerza este 2016. De hecho, en los 5 primeros meses de 2016, la compraventa de viviendas en España acumuló un incremento del 15,8% sobre el mismo periodo de 2015.

Concretamente, durante el pasado mes de junio de este año, se vendieron 38.845 inmuebles, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supone la mayor cifra mensual de transacciones inmobiliarias en España desde enero de 2013. En BIP Investment Properties pensamos que esta tendencia al alza supone muy buenas noticias para el sector inmobiliario español y es, a la vez, un indicador de la recuperación del mercado inmobiliario en España.

Los datos muestran que la mayoría de compraventas se efectúan en el mercado de segunda mano y que durante los primeros 5 meses de 2016 Andalucía fue la Comunidad Autónoma en la que más operaciones sobre la vivienda se realizaron, seguida por Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid.

El precio de la vivienda también sube

Pero no solo crece el número de compraventas, también lo hace el precio de la vivienda en España, que ha subido un 6,3% durante el primer trimestre de 2016. Esto supone la mayor subida desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, según los datos de Eurostat. El sector inmobiliario español acumula 8 trimestres consecutivos de subidas interanuales del precio de la vivienda, después de seis años de caídas durante la crisis económica. Pero no solo en España se ha incrementado el precio de la vivienda, también en la zona euro, donde ha subido un 3%, el mayor aumento desde 2008.

BIP Investment Properties prevé que el precio de los inmuebles seguirá con esta tendencia al alza durante los próximos meses, debido a la recuperación económica y a la creación de empleo. Aun así, a pesar de la subida del precio de la vivienda, lo cierto es que actualmente el coste de los inmuebles en España aún sigue siendo un 32% menor que cuando se registró su valor máximo, en el tercer trimestre de 2007.