¿Cuáles son los sesgos de los inversores más frecuentes?

Los 5 sesgos de los inversores más frecuentes

02 Oct ¿Cuáles son los sesgos de los inversores más frecuentes?

En el sector de las inversiones, existe la tendencia de tener muy en cuenta las reflexiones comunes o lo que se conoce como “pensamiento grupal”. Los inversores las tienen presentes y toman sus decisiones basándose en ellas, en lo que les cuentan o en lo que les rodean, dejando al margen información muy valiosa que, en realidad, tienen más cerca de lo que creen. Esta es la conclusión a la que ha llegado la encuesta Legg Mason Global Investment Survey. El estudio, en el que han participado más de 15000 personas, se han descifrado los sesgos de los inversores más comunes.

5 sesgos de los inversores

  1. Sesgo nacional: Más de la tercera parte de los inversores quiere invertir en su país, sin pensar en las posibilidades que puede haber en el extranjero. Esta tendencia ocurre especialmente en Japón, Hong Kong, Taiwán y Estados Unidos.
  2. Sesgo generacional: La edad y la generación del inversor son variables que se tienen en cuenta a la hora de tomar decisiones y dar el enfoque en su operación. Así, los inversores de mayor edad se consideran menos ambiciosos, a diferencia de los segmentos de edad más jóvenes y con más predisposición a asumir el riesgo. Más de la mitad de los millennials están dispuestos a asumirlo en los próximos 12 meses.
  3. Sesgo de género: Aunque no influye totalmente, es un factor presente a la hora de invertir. La principal diferencia entre hombres y mujeres es que casi la tercera parte de ellos describen su nivel de tolerancia al riesgo como agresivo, frente al 24% de ellas.
  4. Sesgo asociado a la inestabilidad política: La incertidumbre sí supone un obstáculo. El 12% de los encuestados afirma que el riesgo de divisas es su principal preocupación. No obstante, no podemos olvidar que este escenario tan volátil es el que nos ha venido acompañando en los últimos años y que, incluso así, también se han creado oportunidades de compra y de venta. Es más, para los inversores más expertos, las fluctuaciones de precios son una buena oportunidad de inversión.
  5. Sesgo conservador: Es algo que se extiende por todo el mundo. Los inversores son precavidos. Tanto es así que el 24% de los participantes en el estudio afirman ser muy conservadores. Únicamente el 25% se define como algo agresivo, y un 3% se considera muy agresivo. ¿El mejor enfoque? El que resulta flexible y sin restricciones, y que permite tener un perfil conservador en algunas áreas y asumir un riesgo más elevado en otras.

Según el estudio, los inversores sí actúan influenciados por sesgos como estos, limitando así su potencial. Una cartera equilibrada es una de las partes más importantes a la hora de crear planes financieros.

¿Y tú? ¿Reconoces alguno de ellos? Los sesgos de los inversores dificultan los objetivos financieros. Por eso, la mejor recomendación que podemos hacerte si vas a embarcarte en una negociación, es que busques un asesoramiento personalizado y no te dejes llevar por el pensamiento grupal. Porque incluso los sesgos tienen algo positivo: se pueden dejar atrás.

Jordi Brun

Socio en BIP Investment Properties