Estrategias de inversión: aprende las claves de Warren Buffet

estrategias de inversión Warren Buffet

11 Oct Estrategias de inversión: aprende las claves de Warren Buffet

Si hablamos de estrategias de inversión, deberíamos referenciar a algunos personajes claves en este sector y aprender de ellos. Warren Buffet es uno de los mejores inversores del mundo contemporáneo, con una fortuna valorada en 57.000 millones de euros. Con un promedio anual de 18%, el americano construyó su imperio a lo largo de 30 años.

Su amplia experiencia y conocimiento en el mercado de valores le han convertido en un gurú para inversores. Uno de sus mayores activos es el holding Berkshire Hathaway, del que es el mayor accionista y director ejecutivo. Buffet fue escogido como el tercer hombre más rico del mundo, además de uno de los más poderosos e influentes, según Forbes.

¿Cuáles son las claves del éxito?

 

– Tú eres tu mayor activo. Invierte en ti mismo

Así mejorarás tus habilidades e incrementarás tu valor añadido. Tus conocimientos e intuición te guiarán a la hora de invertir. Estar más actualizado sobre el mercado y el panorama económico, significa acercarte a la rentabilidad deseada. La educación financiera es fundamental para que no dependas de terceros a la hora de gestionar tu dinero. Si sabes controlar centenas de euros, sabrás hacerlo con millones.  

Invertir en ti mismo, por lo tanto, significa no dejar de aprender incluso cuando se trata de tus errores pasados. Incluso el inversor con más éxito también puede haberse equivocado durante su trayectoria y seguramente, si le preguntamos al respecto, te dirá que sin esos fracasos, nada hubiera sido lo mismo. La clave no es otra que analizar lo que nos condujo hasta el error para evitar repetirlo.

De Buffet es una de las frases que más nos ha gustado para ilustrar este punto, “Cualquier cosa que hagas para mejorar tu talento y ser más valioso se recompensará con mejor poder de compra”.

– Invierte en lo que conoces

Para saber qué se está haciendo con tu dinero deberás conocer el mercado en el que estás entrando. Conoce las reglas del juego y sabrás cómo jugar. Warren Buffet clasifica las empresas en dos tipos: las ¨commodities¨y las ¨excelentes¨. Las primeras se basan en la diferenciación por precio de sus productos. Las ¨excelentes¨ se refieren a las que dominan un monopolio del consumidor y tienen fuertes ventajas competitivas. Son en las que invierte Buffet.

En el año 2007, en uno de sus discursos pronunciado en la Universidad de Florida, explicó que nuestro comportamiento está relacionado directamente por los hábitos que tenemos. Es una cuestión de inercia. “Son cadenas demasiado ligeras como para que pesen, pero que pueden ser demasiado pesadas al querer romperlas”. ¿La recomendación de Buffet? Escoge los hábitos que son positivos para ti y para la gestión de tus operaciones, que son los que te alejarán de las situaciones críticas en tu bolsillo.

– Ten paciencia. Para coger, hay que plantar. Luego, esperar el crecimiento

Para tener un naranjero es necesario, primero, sembrar y, después, esperar que la semilla se desarrolle. Puede que tardes algunos años en coger la primera naranja pero, una vez fructifique, podrás obtener fruta para tomar un zumo fresco por mucho tiempo. Además, tampoco hay otras alternativas naturales. Lo mismo ocurre con las inversiones. Según Warren, hay que ver el dinero como algo a largo plazo, y buscar la rentabilidad continua.

El referente en cuanto a inversiones insiste en que las operaciones se dibujen en “un horizonte de varias décadas”. Y no parece que vaya desencaminado. Si de lo que se trata es de ganar dinero durante toda nuestra vida, será mejor escapar de ganancias rápidas que son, también, limitadas y efímeras. Otra recomendación es no dejarse llevar por los vaivenes del mercado. La incertidumbre -la económica pero también la política, social, etc- no es la mejor aliada en el mundo de las inversiones y si bien hay veces en las que no se puede esquivar, Warren recomienda evitarla en la medida de lo posible.

¿Por dónde empezar? Esa es la gran pregunta que te estarás haciendo si nunca has invertido. Sigue los pasos del multimillonario y construye, paso a paso, un camino en el que el análisis minucioso, la seguridad de tus decisiones y acciones sea un valor añadido imprescindible. Así, en momentos de inestabilidad, la fortaleza será tu mejor escudo.

estrategias de inversión la paciencia

 

– El precio de compra determina la rentabilidad

La relación es directamente proporcional. Paga menos y cobrarás más, paga más y cobrarás menos. La compra de un activo y valoración del ratio precio/beneficio se verá reflejada en las cifras de tu rentabilidad. De las estrategias de inversión, ésta es de las más importantes, ya que determina todo lo demás.  Buffet escribió una carta dirigida a los accionistas de Berkshire Hathaway en la que decía que ¨El precio es lo que pagas, el valor, lo que obtienes¨. Hay que pagar un precio que coincide con lo que se obtiene. Lo contrario es perder dinero.

Asimismo, recomienda elegir un estilo de vida modesto y sin excesos, a la espera de oportunidades para obtener más valor a un precio más bajo. Buffet es sincero y no le importa reconocer que “Ya sean calcetines o acciones, me gusta comprar mercancía de calidad cuando está rebajada”.

– Donar es tan importante como ganar

Warren Buffet y Bill Gates, fundador de Microsoft, lanzaron el ¨The Giving Pledge¨. Se trata de una asociación filantrópica que reúne a los millonarios estadounidenses y les invita a donar parte de sus fortunas a fines sociales. Ya lo decía el inversor: ¨Si estás en el 1% más afortunado de la humanidad, debes pensar en el 99% restante.

– Evita las deudas

Según Buffet, “en realidad, no necesitas pedir tanto. Si eres inteligente, vas a hacer mucho dinero sin pedir prestado”. Y todavía va más allá y señala, “si se trata de intereses, que sean los que generan tus inversiones.”

Cuando habla de este punto, suele referirse a las tarjetas de crédito. ¿Cuál crees que es su consejo? Aunque pueda parecer extraño, el inversor prefiere evitarlas por completo, puesto que cree que sus tasas de interés son excesivas.

– Efectivo, a mano

Para Buffett, es muy importante tener dinero en efectivo a mano. La liquidez es a las empresas, según sus propias palabras, como el oxígeno para las personas. Por eso es tan importante conservarlo.

– ¿Perder dinero?

Mejor que no. Es su regla número uno. No perder dinero o evitar hacerlo en grandes cantidades porque cuánto más se pierda, más lejos estaremos de volver al punto inicial en el que nuestra economía está saneada. A priori, puede parecer complicado pero si confías en profesionales con experiencia y trayectoria en el alto conocimiento del mercado, estarás más cerca de conseguirlo y asegurarte un buen escenario a la hora de tomar decisiones.

Recuerda que no se trata de ser como Warren Buffet

Por mucho que nos gusten sus claves y sus recomendaciones, Warren Buffet es único y no se trata de imitarlo hasta olvidar nuestra identidad. Cada uno tiene un perfil propio de inversor y eso es, precisamente, lo que se debe estudiar y tener presente a la hora de tomar decisiones.

Es muy importante que reflexiones sobre qué riesgos estás dispuesto a asumir y qué rendimientos deseas obtener. Existen tres grandes tipos de perfiles de inversor: el conservador, moderado o arriesgado. Por ejemplo, eres conservados si no quieres perder mucho dinero y prefieres asumir poco riesgo.

Parece muy obvio pero si no sabes cuáles son tus puntos fuertes y debilidades, a la hora de tomar decisiones puedes equivocarte con más frecuencia. Conocer tu perfil de inversor te ayudará, sin lugar a dudas, a encontrar los productos financieros que mejor encajan con tus necesidades y preferencias.

¿Quieres saber cuál es tu perfil de inversor?

Te proponemos el siguiente ejercicio. A continuación, encontrarás una serie de preguntas que deberás resolver con total sinceridad y que te ayudarán a conocer tu perfil.

-¿Cuál es mi punto de partida?: O dicho de otra forma, tu situación financiera actual: ingresos, gastos, deudas…

-¿Cuáles son mis metas concretas? ¿A dónde quieres llegar? Deberás fijar tus objetivos financie­ros, siempre realistas y concretos. Lo ilustramos con un ejemplo. Si tu objetivo es «hacerte rico en la bolsa» puede que durante el camino, pierdas un poco la orientación porque se trata de una meta muy confusa y poco operativa. Ante un objetivo tan amplio, ambicioso y poco concreto, ¿qué estrategias de inversión diseñarías?  Piénsalo bien y reemplaza por algo más veraz que incluya plazo, cantidad y finalidad.

-¿Cuánto tiempo tengo para conseguir mi objetivo?: está comprobado que si trabajas con plazos, organizas mejor cada paso. El tiempo también puede ser un factor que te ayude a determinar el producto que mejor puede encajar con tus necesidades.

-¿Qué nivel de riesgo estaría dispuesto a asumir?: Para encontrar la respuesta, ten en cuenta la parte objetiva, es decir, la capacidad financiera que podrías permitirte perder si se diera el caso; pero también, la parte subjetiva, esa que depende de tu personalidad y de cómo encajas la tolerancia al riesgo y las pérdidas.

-¿Necesito asesoramiento de un profesional?: En un mundo en el que los mercados son cada vez más difíciles y exigen análisis constantes y puntos de reflexión, lo más sensato es buscar un profesional con trayectoria y experiencia que esté a tu lado para asesorarte. Él conocerá tu perfil de inversor y eso le facilitará el trabajo. También te ayudará a la hora de diseñar tu cartera y probablemente, te recomendará que en ella aparezcan diferentes niveles de riesgo. Y es que puede ocurrir que tu situación financiera no esté alineada con tu tolerancia al riesgo. Es decir, por muy buena que sea tu capacidad financiera quizá no quieres sufrir muchas pérdidas. De igual modo, tampoco se recomienda rechazar un producto solo por el riesgo que implica.

En resumen, si conoces tu perfil de inversos, será más fácil tomar decisiones y llevarlas a cabo. Si no te resulta sencillo, deja que un experto lo complete gracias a sus conocimientos y a su visión estratégica. Además, no hay perfiles absolutos y es más que probable que ante algunas estrategias, seas más conservador y, en otras, no. Del mismo modo, factores como el tiempo, circunstancias personales que afectan a tu personalidad o situaciones del mercado, pueden modificar tu perfil. Y sobre todo, recuerda que no se trata de imitar a tus referentes, a esos personajes que sigues porque te inspiran. Personajes como Warren Buffet que han triunfado en este mundo.

De lo que se trata es de ser tú mismo y convertirte en un inversor más. Pero no uno cualquiera. El mejor. ¿Estás dispuesto a empezar?

Jordi Brun

Socio en BIP Investment Properties