El perfil del inversor exitoso

perfil del inversor exitoso

19 Jun El perfil del inversor exitoso

En ocasiones no basta con contar con una oportunidad de inversión de la que sacar una buena rentabilidad. Muchas veces las características del inversor también son determinantes para tener éxito en las transacciones inmobiliarias. El perfil del inversor exitoso en España busca diversificar su inversión. En reglas generales, los inversores españoles cumplen los siguientes rasgos:

  • Edad comprendida en 35 y 55 años.
  • Pequeños o medianos empresarios.
  • Familias con gran cartera de inversión.
  • Suelen tener un patrimonio amplio y diversificado.
  • Residen principalmente en Madrid y Barcelona.  (No te pierdas este otro artículo “Barcelona es la ciudad récord en inversión inmobiliaria” para entender mejor el caso barcelonés).

En consecuencia a un proceso de crisis económica, actualmente, los inversores de éxito españoles suelen buscar mayor seguridad en sus apuestas de inversión. Es por ello que apuestan por activos garantizados como la inversión en bienes inmobiliarios a corto y medio plazo. Tras valorar los resultados de sus primeras inversiones inmobiliarias, suelen volver a invertir en productos y zonas con buenas rentabilidades.

cualidades del inversor de éxito

Las principales características del perfil del inversor exitoso

El perfil del inversor exitoso suele reunir estas 10 características fundamentales que atienden sobretodo a su actitud personal. La forma de ser del individuo, como siempre, es un factor que multiplica su propio valor.

Planificación. Antes de invertir, los buenos planificadores, establecen unos objetivos de inversión y marcan las estrategias a seguir. Este proceso es necesario para llegar a estas metas en sus inversiones. También será una buena herramienta valorar los pros y los contras de los distintos tipos de inversiones existentes en el mercado.

Capacidad de decisión. Son personas decididas que jamás posponen las cosas. Se marcan objetivos y están claramente enfocados a ellos. Se basan en la filosofía del poder del ahora.

Actúan rápidamente. El mercado inmobiliario presenta, a veces, oportunidades que no se pueden dejar escapar. Una de las principales características que definen el sector es su dinamismo, así que cuando se presenta una buena oportunidad de inversión, realizan un proceso mental rápido. Evalúan los riesgos con atención y actúan en consecuencia. Los inversores exitosos acostumbran a apoyarse en expertos y socios inversores para obtener la máxima rentabilidad posible.

Actitud mental. El inversor exitoso cree en sí mismo y en el éxito que obtendrá en sus inversiones. Muchas veces la mente tiene un poder más fuerte del que pensamos. Como dicen, “querer es poder”.

Ambición. Son personas ambiciosas, con mucha autoestima y que buscan obtener siempre lo mejor en todo lo que hacen. Esta ambición les permite asumir riesgos, ya que para obtener rentabilidades interesantes, muchas veces, es necesario arriesgar.

Conocimiento y preparación. Por supuesto el estar preparados y tener conocimientos de la materia es fundamental para el éxito en cualquier área de negocios. Por lo tanto, en las inversiones también. Es imprescindible conocer el producto en el que vas a invertir o, sino, asesorarte con expertos de la materia.

Gestión del tiempo. El tiempo es el valor más preciado que tenemos actualmente y las personas con éxito lo saben bien. Debido a que el tiempo es oro, la optimización del mismo es uno de los rasgos característicos de las personas con un perfil triunfador. Son muy disciplinados y no pierden de su foco los objetivos marcados en su planificación. Esto es necesario para poder gestionar su tiempo de forma óptima.

Diversifican sus inversiones. Casi todos ellos siguen esta filosofía en sus estrategias de inversión. Si se diversifican las inversiones apostando en varios productos distintos, se minimizan los riesgos en la inversión.

No viven por encima de sus capacidades. El perfil del inversor exitoso jamás arriesga sin sentido su dinero. Basan sus inversiones en aquel capital que acumula gracias a su capacidad de ahorro. Invierten cantidades acordes a sus propios límites de riesgo económicos.

Son pacientes. Tienen la capacidad de esperar que sus inversiones vayan creciendo y no se obsesionan por ver su evolución diaria.

En definitiva, invertir con éxito no es una ciencia exacta, pero sí que está relacionada a habilidades y características personales y profesionales del inversor. Éstas, pueden influenciar positivamente en los resultados de su inversión, sin ninguna duda.