El análisis técnico para invertir sí es importante

Análisis técnico para invertir

06 Nov El análisis técnico para invertir sí es importante

Si bien cada inversión es única y requiere de un procedimiento personalizado, hay unas fases que se deberían desarrollar en cada una de ellas. Hoy nos ocupamos de la importancia que adquiere el análisis técnico para invertir en activos inmobiliarios.

¿Qué es el análisis técnico para invertir?

Una vez se ha localizado un activo inmobiliario, conviene decidir si es adecuado apostar por él. Una de los métodos más seguros y fiables para tomar esta decisión es valorar la información que tienes a tu alcance y, para ello, es necesario crear un estudio que analice todos los factores relativos al inmueble. De entrada, conviene concretar los elementos que forman un proyecto de inversión inmobiliaria y que son los siguientes:

  • El terreno
  • Antecedentes técnicos
  • Antecedentes económicos y financieros
  • Antecedentes legales
  • Situación del mercado

Así, los objetivos de este estudio pueden ser varios. En primer lugar, determinar la rentabilidad y el nivel de riesgo que se presupone y por el que deberemos estar preparados. En segundo lugar, realizar un estudio económico y financiero más general y en distintos escenarios, para estudiar a fondo el mercado inmobiliario así como las fuerzas que lo influencian con el fin de minimizar esos riesgos y aumentar la seguridad del inversor. En este sentido, otro de los objetivos puede ser la aplicación de técnicas de simulación al análisis de riesgos para saber qué decisiones o actuaciones tomaríamos en caso de una situación de alerta.

Ante tantas estrategias de inversión, evaluar un proyecto permite escoger la más adecuada para aumentar la rentabilidad y reducir el riesgo.

Fases del análisis técnico para invertir

El estudio deberá desgranarse en cinco etapas:

En primer lugar, se definirá el proyecto. Esto suele ocurrir cuando se descubre una nueva oportunidad para invertir. Si consultas con un experto inmobiliario, encontrarás muchas más opciones gracias a su conocimiento.

A continuación, se analizará el contexto en el que la operación se enmarca tanto a nivel macro como micro. Nos interesa saber en qué situación se encuentra el mercado y cómo pueden afectar a nuestra operación todos los factores que lo moldean. En este punto, la mirada se centra en la oferta y la demanda o la competencia.

A partir de este diagnóstico previo, las siguientes fases se centrarán en realizar un estudio de las cuestiones físicas, económicas y legales.

¿Y después?

Tras el análisis técnico para invertir, llega el momento de tomar una decisión y ejecutar el plan. Para ello, en BIP Investment Properties contamos con cuatro áreas especializadas: Técnica (Arquitectura y Urbanismo), Comercial, Financiera y Legal. Así, nuestro análisis explora todas las posibilidades y la puesta en valor de cada activo inmobiliario, así como de la gestión integral del proyecto. El objetivo es garantizar a clientes e inversores una alta rentabilidad a corto o medio plazo.

Incluso el inversor con más experiencia y formación puede cometer errores. Invertir no es sencillo si no tienes un buen asesoramiento que orienta tu camino. Pero, desde BIP, creemos que sí podemos reducir obstáculos por el camino y hacerlo más fácil. ¿Lo hacemos juntos?

Jordi Brun

Socio en BIP Investment Properties